Entrevista a Youssef Mrabet en el III Taller Transfronterizo del Proyecto MENARA (Almería).

Youssef Mrabet

Youssef Mrabet es arquitecto, urbanista y ex consejero del Primer Ministro de Marruecos para Asuntos del Hábitat. Impartió la conferencia magistral La diversidad de la ciudad en Marruecos en el III Taller Transfronterizo del Proyecto MENARA titulado “La gestión urbana: instrumento para la integración social”.

 

 

¿Cómo ve usted el concepto de diversidad en los contextos urbanos, y especialmente en Marruecos?

La diversidad forma parte de la ciudad. Las ciudades homogéneas no existen. Por lo tanto, la diversidad es la espina dorsal en las construcción de las ciudades.

 

¿Por qué es importante la diversidad en la ciudad?

Porque es la fuente de riqueza de la ciudad, pero al mismo tiempo también una fuente de conflictos. Para conseguir que la ciudad sea un espacio de plenitud y no de conflictos es necesario escuchar a todas las personas implicadas.

 

La planificación y la gestión urbanas, ¿responden a esta visión?

Por el momento no. Los elementos de planificación están sobre el papel y corresponden a eso que debería ser. Es necesario que las herramientas de planificación urbanística cambien para lograr una nueva generación de documentos urbanísticos.

 

¿Qué habría que hacer para actualizar la visión de la ciudad desde la teoría urbana?

Hay muchas experiencias anteriores como Chicago en los años ’20 o ’40 y también Platón y la mayoría de filósofos han hablado de este tema hasta nuestros días.

Ahora lo que hay que hacer es tomar en consideración el aspecto social de las personas que habitan en el perímetro urbano. Con los adelantos que existen actualmente en comunicación es muy fácil traducir los intereses de los ciudadanos a las nuevas teorías urbanas.

 

¿Qué habría que hacer para actualizar la visión de la ciudad desde los instrumentos de planificación?

Trabajar sobre los planos no nos lleva a ningún sitio, todo se queda en los planos. Al trabajar en 3D podemos ver cómo quedaría aquello que hemos imaginado.

 

¿En qué medida puede este taller aportar respuestas a las necesidades en materia de urbanismo y diversidad?

Es un buen momento para realizar este tipo de talleres, para saber que ocurre en otras partes del mundo y estar preparados para cuando pase la crisis.

Es necesario hacer varios encuentros para que podamos ver cómo hemos mejorado y evolucionado para que las enseñanzas de un único taller no se olviden. También es importante que se editen las actas de los talleres y que los periodistas tomen buena nota de todo.

No hablo solamente de la diversidad en el urbanismo sino en todas las facetas de la vida porque la diversidad es riqueza y da un valor añadido a la humanidad. Ya hemos visto como los mejores momentos de la historia como al-Andalus existieron gracias a la diversidad.